Tiempo para tí

¿Reflexionamos alguna vez sobre el poco tiempo que dedicamos sólo para nosotros?. La verdad es que casi nunca, pero  ayer por la tarde fue uno de esos escasos días en él que el tiempo fue sólo para mí.

optimismo3

Un día antes, mientras impartía una de mis clases de coaching, haciendo La rueda de la vida, aclaraba a mis alumnos como entender mejor cada una de las porciones en que se divide su rueda, que no son otra cosa que las parcelas que tienen más importancia en la globalidad de nuestra vida y al hablarles de la del espacio propio, las preguntas que ponía de ejemplo para ayudar a dar una valoración a esa parcela eran: ¿en tu vida dedicas  tiempo tan sólo a ti mismo?, ¿sientes que en tu vida únicamente hay  obligaciones?, ¿tus quehaceres laborales y  familiares te roban todo el tiempo?…

Claro que cada dia, algo por nosotros hacemos, los minutos bajo una ducha relajante, el breve periodo, ya de noche, donde  te tumbas en el sofá para ver tu serie favorita…pero incluso esos instantes, muchas veces se comparten con pensamientos en tu cabeza, casi siempre preocupaciones. Y si no, tardas dos segundos en perder la consciencia y abandonarte al sueño.

oFT4NtN

Ayer pasé la tarde en el SPA de un club Metropolitan, el de Sagrada Familia. Era un regalo que mi exmarido me hizo para mi cumpleaños, ¡en el mes de noviembre!, y que hasta ahora no había encontrado tiempo para consumirlo. Un masaje y un circuito SPA.

metropolitan-sagrada-familia-solarium

Fue increíble, el móvil en la taquilla, y tres horas sólo para mí. Entonces comprendí con exactitud el significado de las preguntas que el día de antes trasladaba a mis alumnos.

He de decir que el concepto del espacio me encantó. No parecía un gym. ¡Felicidades Metropolitan! habéis logrado que en el tiempo que allí estuve, me pareciera estar de vacaciones en un hotel de cinco estrellas muy lejos de Barcelona.

2015-03-12 19.01.312015-03-12 19.01.38

Una recepción con biblioteca y cafetería.

4-motivos-acudir-un-spa-L-PQ98Bj

Un espacio de belleza con una decoración zen, cabinas individuales, cajita para dejar las joyas antes del masaje, albornoz, y al terminar me ofrecieron una infusión. El trato del personal fue exquisito.

2015-03-12 18.49.02

ref4_ArchivoES

De allí pasé a los vestuarios, gigantes, con amplias taquillas, toallas a tu servicio, grandes espejos sobre alargados muebles decorados tan sólo con flores y una gran  lámpara en cada uno de ellos y sobre los que reposaban  secadores de pelo, así como grandes frascos de colonia.

MTP_SagraFAMILIA_053_280

Entre los pasillos de taquillas, una zona de grandes sillones blancos, donde me tomé mi infusión, vestida tan sólo con un albornoz, como en una habitación de hotel,  mientras leía una revista en mi tablet.

20150312_165540

Al llegar a la zona de SPA, sencillamente me abandoné y no encontré, tras mucho mucho tiempo después, las fuerzas suficientes para irme de allí.

05_8

Hice uno largos en su piscina más grande, cálida y silenciosa con grandes ventanales al exterior, y los dibujos de sus aguas reflejándose en las columnas que la flanqueaban.

2015-03-12 19.01.08

Al llegar a la piscina del SPA ya nada más había en mi cabeza, los chorros en sus diferentes variantes golpeaban, fuerte y suavemente a la vez, como un montón de  expertas manos de masajista, mi cuello y espalda, cada vez que cerraba y abría los ojos, las aguas en las que estaba sumergida, habían cambiado delicadamente de color, en un juego de cromoterapia que hacia que no quisieras salir de allí nunca más. Cómodas tumbonas de piedra, para un baño de burbujas, eran el descanso horizontal de mi cuerpo entre los masajes que cada caño de potente agua me ofrecía.

sagradaspa02

Tras un buen rato repitiendo cada una de las opciones de esta terapia acuática, pasé a la sauna, un gran espacio de madera con enormes ventanas al SPA, y luego, al baño turco, una amplia sala llena de vapor con olor a eucalipto que invadió mis pulmones.

image_159.jpgpxl_cc6f53bf4efbca66772eea1fe350bc64

¿Cuanto tiempo hacia que no pensaba en mi móvil? que no sonaba, tanto como había estado tan sólo consciente de mi cuerpo y del desconocido concepto de la relajación.

Pensé, así deben vivir los ricos, el dinero no dará la felicidad, pero puede contribuir enormemente a ella.

2015-03-12 19.02.04

Cuando abandonaba el recinto, la agradable sensación que me invadía  empezó a mezclarse con la cada vez más evidente vuelta a la normalidad. Y mientras regresaba en bici a casa,  mi mente estaba ocupada albergando el deseo y la esperanza de  no tardar mucho  en volver a experimentar ese tiempo tan sólo para mí, aunque sólo sea para tomar un café en un entorno agradable.

2015-03-12 19.02.29

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s