Pastel de fondant Caillou

Bueno! hace mil que no escribo, la última semana de vacaciones perfectas en Carmona y la siguiente de vuelta a la realidad del final del verano y el principio de la rutina.

Dicen que podemos conseguir cualquier cosa que nos propongamos, y yo lo creo, tan capaces somos de ello como de no hacerlo por los mismos motivos, nosotros.

Pero estoy convencida que todo llegará, lo sabré y actuaré en consecuencia, mientras, a disfrutar del presente segundo a segundo, de todo lo bueno que tiene, y lo que no, apartarlo de tu mente porque por suerte no está entre las cosas más importantes de tu vida.

Y mientras encuentras el momento de los grandes cambios, me propuse hacer una tarta de Caillou para el cumpleaños de mi sobrino, su personaje preferido y la verdad, lo conseguí.

20140906_184509-2

¿Veis como podemos?

Tomé como referencia una de internet, la que más me gustó. Igual no quedó, pero para ser la primera estoy contenta.

Tarta Caillou

Y empecé forrando el bizcocho, cortado en tres capas y untadas de mermelada de frambuesa, de fontant blanco.

20140905_085112

Tenía confianza de que podía hacerlo, algo básico, la actitud.

Acto seguido, lo primero que hice fue el muñeco, porque si el personaje principal no me salía, que me iba a salir, cambiaría de estrategia. Adaptación.

Caillou salió bastante bien.

20140905_085102

Así que aposté por un pastel de dos pisos, al principio no lo tenía claro, ahora quería darle más protagonismo a los muñequitos.

El cumpleaños era en Valencia, y había decidido en el último momento ir, así, cogí lo que tenía por partes  para acabarlo allí y menos mal, porque no se como hubiera llevado la tarta terminada.

20140906_164048

Después de bastantes horas  de dedicación a las tantas d ella madrugada, todo lo que merece la pena requiere su esfuerzo, lo acabé. Y toda ayuda siempre es buena, mi madre amasaba el fondant y mis gemelas hicieron las piruletas y globos.

20140906_023528

Ver la cara de mi sobrino cuando lo vio terminado, la mejor recompensa.

20140906_16372320140906_163756

20140906_16383220140906_163915

La anécdota, una invitada al cumpleaños de 3 añitos, también forofa de Caillou, decidió que quería su parte, encontró los restos de la tarta solitarios en el comedor cuando todos estábamos en el jardín, con los muñecos de fondant( que mi hermana quería guardar de recuerdo), y… le arrancó la cabeza a Gilbert, un trozo del zapato de Caillou y le mordió la cabeza a su personaje preferido, ¿canibalismo?, dejando las marcas de su pequeña dentadura a derecha e izquierda del pequeño rostro del muñequito.

Así es la vida, a veces las cosas se estropean un poquito, pero tu siempre debes endulzarla, y más cuando estas de rodeada de fondant (pasta de azúcar) .

P.D. Cámbiese en el último párrafo fondant por amor, familia, salud, amigos, cariño…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s