Súbete a una bici

Esta mañana he ido a dar un paseo en bici, desde que me la compré, va a hacer un año, he descubierto una forma de hacer deporte sin cansarme, que además me proporciona una agradable satisfacción. Os invito a que valoréis la propuesta.

Todos sabemos que los beneficios de hacer bici son muchos, os recuerdo unos cuantos.

Pedalear optimiza el sistema cardiovascular, mejora la respiración y la capacidad aeróbica activando la circulación.

Tonifica y fortalece piernas y glúteos.

Ayuda a mantener el peso, en 30 minutos se pueden perder hasta 300 calorías.

Si te animas a probarlo, solo necesitas ropa deportiva y pedir prestada una bici o hacerte socio del Bicing (si estás en Barcelona),  además su práctica libera ansiedad y relaja. Pedalear a tu ritmo sintiendo la brisa en la cara es un placer.

Yo bajo mi bici plegable en el ascensor y al salir  a la calle me pongo en marcha sin rumbo fijo. Hoy he llegado hasta la playa, por calles que no conocía, he descubierto sitios nuevos, cosas curiosas, he encontrado algo que en mi barrio no tenían… y sin cansarme he estado una hora y media haciendo deporte.

En un solar, una vivienda hecha de módulos.

Decorada como una casita en el bosque. En los tiempos que corren, toda una dosis de optimismo.

En un kiosko de la Rambla del Poblenou, he encontrado la revista Harper’s Bazaar.

Mediante el ejercicio nos sentimos conectados a nuestro propio cuerpo algo que es una fuente muy rica en gratificación. Si haces ejercicio regularmente, disfrutarás de un  estado de ánimo más positivo y una mejor imagen de ti mismo.

Actualmente en las ciudades los desplazamientos en bicicleta ganan adeptos. Están preparadas con carriles bici, paseos  y servicios de alquiler de bicicletas públicas para los que  no disponen de una propia.

Para mi la bici, igual que la piscina, supone una buena opción de hacer deporte.  No nos engañemos, al igual que con el resto de deportes, cuando estás en plan relax en casa  y la idea pasa por tu mente  te debates entre si el sofá te abducirá o si eres capaz de ponerte en marcha.

Pero entre ir al gimnasio, un espacio cerrado, o dar un paseo por tu ciudad en bici,  ir a la piscina y sumergirte en el agua para nadar un rato, os aseguro que las dos últimas hacen que agradezcas mucho más la decisión de haber sacado tu trasero del sofá.  Si no me creéis, probadlo, no tenéis nada que perder.

Un pensamiento en “Súbete a una bici

  1. Me encanta….muchas veces no somos conscientes de la importancia de mimar, cuerpo, mente y alma, de la manera que as elegido, cuidas, mimas y amas las tres partes por igual.
    Gracias por compartir, esta experiencia con nosotros.
    Un besazo enorme, en tu cuerpo para que llegue a tu mente y enriquezca tu
    alma…¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s