Sabias que…La Gioconda tiene una hermana gemela?

Pues sí, el cuadro más famoso del mundo y con  múltiples reproducciones tiene una verdadera hermana gemela y ademas está en España. Entendemos por gemelos hermanos casi idénticos gestados al mismo tiempo y en el mismo lugar.

La Goiconda o Monna Lisa de Leonardo Da Vinci. Museo del Louvre. París.

Entre 1503 y 1506  Leonardo Da Vinci en su taller florentino pintó a la joven Lisa Gherardini, esposa de Franchesco Bartolomeo del Giocondo. Leonardo nunca lo dio por finalizado, nunca lo cobró, ni lo entregó a su cliente. Viajó con él durante toda su vida y siguió retocándolo hasta dos años de morir. Rodeada de misterios, falsedades a los que debe su fama junto con su innegable belleza, se considera el ejemplo más logrado de sfumato, técnica muy característica de Leonardo, si bien actualmente su colorido original es menos perceptible por el oscurecimiento de los barnices.

A la izquierda La Gioconda original y a la derecha su hermana gemela.

Esta verdadera hermana gemela, pintada posiblemente por Andrea Salai, discípulo y amante de Leonardo, y seguramente heredado por él, lleva desde el siglo XVII en Madrid como parte de la Colección Real Española. Durmió durante buena parte de su vida ignorada entre los fondos del museo del Prado o expuesta en sus salas como una copia más de las muchas existentes.

La Gioconda del Museo del Prado antes y después de su restauración entre 2011 y el 2012

¿Por qué nuestra Gioconda no es una copia más? Porque es un retrato en paralelo. Hace ahora dos años el Louvre pidió al Prado su copia de La Mona Lisa para una exposición. Cuando los expertos del Prado la revisaron preparándola para el viaje, descubrieron a través de los rayos infrarrojos que el fondo negro ocultaba un paisaje. Al limpiar del cuadro el fondo añadido en el s. XVII se reveló que esta hermana no era una más de las muchas existentes sino una auténtica gemela ya que había sido gestada en el mismo taller del maestro Leonardo, simultáneamente.

Como explican los expertos del Prado:”El extraordinario interés de esta copia reside en que, desde el dibujo preparatorio y casi hasta los últimos estadios, repite el paulatino proceso creativo de La Gioconda, sin pretender hacerse pasar por ella. El análisis comparado de las reflectografías infrarrojas ha revelado detalles idénticos, subyacentes a la pintura, que evidencian un proceso de elaboración paralelo” algo que al parecer era un desarrollo de trabajo normal en el taller de Da Vinci cuando se trataba de encargos importantes. Un copista tradicional transcribe lo que ve en la superficie pintada, y no lo oculto, las modificaciones comunes bajo la pintura demuestran que el autor de la tabla  del Prado presenció todo el proceso de concepción y desarrollo de La Gioconda mundialmente conocida, teniendo en cuenta (como si copiase un código genético) los elementos que Leonardo dibujó en las capas subyacentes pero no incluyó en la superficie, gestando así lo que hasta ahora es su única hermana gemela conocida.

La Gioconda del museo del Prado en Madrid

La calidad del dibujo,y, por supuesto la técnica leonardesa del sfumato no son semejantes, pero las figuras si son iguales en dimensiones y formas, los expertos del Prado afirman que  “quizás fueron traspasadas mediante calco partiendo del mismo cartón”.

No se si es porque la original está craquelada y oscurecida por la oxidación de los barnices haciéndola parecer una señora de mediana edad que, en comparación a su hermana gemela,  con la luz y los colores originales, parece una joven de 25 años, pero a mi casi me gusta más la segunda, no es amor patrio, está en España pero no es nuestra, no es de nadie y es de todos, pero a mi juicio nada experto,doy mi opinión solo como espectador, lo que siento al mirar la obra, y declarando admiración profunda por el gran Leonardo Da Vinci y su obra,  la nueva Gioconda me parece más feliz, más relajada, quizás sin el sfumato de Leonardo su misteriosa sonrisa se esclarece o  simplemente la cruda realizad: el paso del tiempo no perdona a nadie.

Sea cual fuere el motivo, dedicamos este post a Andrea Salai y Francesco Melzi los dos posibles autores de La Gioconda del Padro, tuvieron el privilegio de estar al  lado del gran maestro pero visto lo visto supieron aprovecharlo y desmienten el tópico de que “una copia jamás se acercará al original”.

Un pensamiento en “Sabias que…La Gioconda tiene una hermana gemela?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s