“7 días” Editorial, septiembre 2012

La editorial del mes de septiembre llega con unos días de retraso, 7 en concreto, los días en que un asunto familiar de gravedad me ha tenido por y para mi familia. No me pregunto porqué la vida a veces te pone a prueba, por que creo que no hay un motivo, pero si me pregunto porqué  olvidamos tan rápido en nuestro día a día que en un segundo tu vida puede cambiar para siempre, en un segundo pasas de estar bien a estar asustadísima, a encontrarte en  una situación limite en la que de repente todo se desdibuja y el mundo empieza y acaba dentro de un hospital.

El pasado 3 de septiembre, mi hermana, una de las personas que mas quiero en este mundo, dio a luz a un precioso bebé, Alejandro, un niño muy deseado y por el que se ha jugado la vida hasta el final, tras el parto una complicación no predecible y de extrema gravedad la llevó a ella y los que estábamos con ella a sumergirnos en la situación más critica que hasta entonces habíamos vivido. Caída en picado de sus constantes vitales, dos operaciones de urgencia, tres días en la UCI…mi cuñado y yo vivimos durante esos días a caballo entre la puerta de la sala de reanimación y la sala de neonatos, nos turnábamos para estar con el bebé y velar por su madre. Dormíamos unas pocas horas en unos bancos de la sala de espera que tras el ritmo frenético del día se quedaban desiertos por la noche, todas nuestras pertenencias se aglutinaban en una taquilla del vestuario de familiares, los productos de las maquinas de café y tentempiés eran nuestra nevera de suministros y la vida fuera del hospital simplemente no existía. En las horas diurnas compartíamos con el resto de la familia los mismos asientos y la misma  preocupación en el lento pasar del tiempo. 

Por suerte todo ha acabado bien, el bebe tiene una madre y la madre tiene un bebé. Mi hermana se recupera junto a su pequeño y a su marido en una habitación del hospital. Pero es de esta experiencia de lo que quería hablar en esta editorial, de lo que realmente es importante, he tardado 7 días en volver a retomar mi blog y lo hago con ganas y desde la óptica de tener presente que la mayor parte del tiempo vivimos nuestra vida sin la consciencia de que tenemos mucha suerte por estar bien, cuando pasas días y noches sin salir de la sala de espera de un hospital y a tu propia situación de angustia le añades la de la gente a tu alrededor que está pasando por momentos como el tuyo o incluso  de mayor gravedad, te preguntas  cómo puedes vivir olvidando que estas cosas pasan y que no hay  una razón, simplemente pasan y cuando suceden te encuentras sumergido en una pesadilla con sensación de irrealidad a caballo entre  la negación, la aceptación, el miedo y la esperanza.

Otros pacientes y sus familiares luchaban por la esperanza también, algunos lo conseguían otros no, y lo sabias porqué de repente dejabas de ver a familias que habían compartido espacio y miedos en paralelo contigo, casi nunca hablabas con ellos, pero en las largas horas de espera nuestras miradas, a veces, se cruzaban de reojo.

¿Porqué no tenemos más presente que somos seres muy frágiles y fuertes a vez?, ¿Porqué nos consideramos inmortales hasta vivir situaciones como ésta?, ¿Seríamos más felices si no olvidáramos que aunque hayamos salido airosos esta vez en los hospitales cada día las salas de espera alojan a  familias en situaciones límite?

Hemos vuelto a la normalidad , o casi, la recuperación será lenta pero el peligro pasó y doy gracias por ello, pero no quisiera olvidar el privilegio tan grande que tengo de tener a todas las personas que amo a mi lado y también quisiera recordar a esas otras familias que la vida esta vez no les ha sonreído.

A la hora de elegir cual es la filosofía por la que riges tu vida, y puedes tener muchas que la complementen, The  Cool Philosophy es una de ellas para mi,  la FILOSOFÍA con mayúsculas que deseo esté mas presente es aquella que nos recuerde segundo a segundo la suerte que tenemos.

Con todo mi amor para Mónica, Alex y su precioso bebé Alejandro.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           RK

4 pensamientos en ““7 días” Editorial, septiembre 2012

  1. Simplemente precioso el post Raquel… no tengo palabras… Os quiero mucho a todos! Gracias por ser como eres y por portarte conmigo y el resto de amigas de tu hermana, como lo has hecho. Eres maravillosa! Y es maravilloso verlos ayer a los tres juntos y felices por fin! Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s